RAMEN

Los domingos es el único día de la semana que las prisas no acompañan y que estamos todos los miembros de la familia para comer juntos. Por la semana los horarios de trabajo e instituto no permiten esos lujos.

Por eso los domingos se han convertido en el día de experimentar con recetas que necesitan de tiempo y de actitud relajada.

Desde hace tiempo tenemos un ritual dominical. Nos levantamos temprano, desayunamos tranquilamente, y vamos al mercado de un pueblo cercano, Santa María del Páramo, que abre los domingos y cierra los lunes para aprovechar el tirón del mercado popular. Lleno la cesta de frutas, verduras, carne o pescado fresco, visito varias tiendas que ya son un clásico en nuestro paseo, y a casa a ponerse el mandil.

Hoy hemos decidido hacer un viaje multicultural a China y Japón, para preparar un Ramen delicioso, ya que aquí llevamos unos días con un tiempo más de otoño que de primavera, y un plato reconfortante y calentito sienta de maravilla, y para acompañar un Pan Bao relleno de pollo y setas siitake (que os pondré en otra entrada en el blog para que os sea más cómodo acceder a las recetas por separado).

El Ramen es una de las sopas de noodles más famosas de la cocina japonesa. Comenzó cuando la cultura china empezó a llegar a Japón, con los primeros emigrantes durante la Reforma Meiji (finales del siglo XIX a principios del XX). Aunque su origen es de China, cuando llegó a Japón se adaptó usando sus ingredientes y condimentos, el Ramen se hizo muy popular entre los trabajadores porque les permitía comer de manera rápida, económica y saludable.

Lo más importante en el Ramen es el caldo, que es el que le da toda la potencia y sabor al plato.

Esta receta no es la receta clásica del Ramen, los tiempos de preparado son muy largos, y algunos de los ingredientes son muy difíciles de encontrar, muchos solo se consiguen a través de internet, así que esta es mi receta de Ramen, más sencilla, con ingredientes fáciles de encontrar y acortando los tiempos con la olla rápida para hacer el caldo (aunque si no tenéis olla rápida podéis hacerlo a la manera convencional), fruto de experimentar con diferentes recetas e ingredientes.

 Espero que os guste.

INGREDIENTES

-2 carcasas de pollo

-2 zanahorias

– 2 puerros

-2 ajos pelados

-Jengibre fresco

-12 setas siitake

-300 gr. de panceta de cerdo en un trozo

-4 huevos

-200 gr.de fideos ramen

-1 trozo de repollo

-2 coles pak choi

-100 ml. de salsa de soja

-50 ml. de vino blanco

-Vinagre

-Sal

-Aceite de sésamo (sino tenéis podéis usar aceite de oliva virgen)

PREPARACIÓN

-El primer paso consiste en limpiar las carcasas. Para ello, echa abundante agua en una olla (yo voy a utilizar olla a presión para todo pero puedes también usar una olla normal) a fuego fuerte y, cuando hierva, echa las carcasas de pollo, baja un poco el fuego y deja que hiervan 5 minutos.

-Sacar las carcasas de la olla, lavarlas bajo un chorro de agua fría y déjalas en un escurridor.

-Sacar el agua de la olla y fregarla.

-Mientras cocemos los huevos 6 minutos en agua hirviendo con un chorrito de vinagre minutos. Lo pelamos y lo reservamos en salsa de soja con vino blanco.

-Ata la panceta  de forma que la piel quede por fuera y prácticamente se junten un extremo y otro. Lo puedes atar con hilo bramante o hilo de cocina.

-Poner la olla de nuevo en el fuego, a temperatura media, y cuando esté caliente pon en el centro la panceta atada. Cocinarla de forma que se vaya dorando por todas partes, tardarás unos 10 minutos en conseguirlo. A continuación añadir las zanahorias y el puerro cortados en trozos. Rehogar durante un rato para que cojan color.

-Mientras pelar los ajos, añadir a la olla, añadir también dos rodajas de jengibre, las carcasas, las setas, cubrir de agua, salar un poco, poner al fuego medio-bajo, y dejar cocinar durante 15 minutos (a la manera convencional una hora como mínimo).

-Una vez listo apartamos la panceta y las setas, que es lo que vamos a usar, y colamos bien el caldo (el resto de las verduras se pueden usar para hacer un puré de verduras).

-Cortamos en juliana el repollo y partimos a la mitad el pak choi. En una olla cubrimos el fondo con aceite de sésamo, doramos el repollo y pak choi unos minutos y cubrimos con el caldo (más o menos 1,5 l.), y dejamos cocer unos 10 minutos. Bajamos el fuego al mínimo para que se mantenga caliente.

-Cocemos los fideos el tiempo que marque el fabricante.

PRESENTACIÓN

-En un bol amplio ponemos el caldo con la verdura, añadimos los fideos, ponemos la panceta cortada en trozos, las setas cortadas en mitades, decoramos con los huevos partidos a la mitad  y un chorrito de la salsa de soja con vino que tenía el huevo. Podemos también añadir un puñado de sésamo tostado por encima.

-Comer inmediatamente antes de que se enfríe.

“Las personas a quienes les encanta comer siempre son las mejores” 

JULIA CHILD