MERLUZA CON SALSA MARINERA

Hoy os traigo una de mis recetas favoritas para preparar el pescado. En casa les encanta porque esta salsa marinera está  de “toma pan y moja” y como mis costilletos no son muy amantes de los frutos del mar, es una manera de disimular el pescado y que los platos queden limpios.

Cierto es que suelo poner pocas recetas de pescado, aunque confieso que es uno de mis alimentos favoritos junto a las verduras (algo que no es compartido por mis hijos), y me gusta de todas las maneras posibles, guisado, frito, cocido, al vapor, etc… Ellos lo prefieren al horno con una patatita, o rebozado; vamos, como se prepara comúnmente y que no necesita de instrucciones. Y es por ello que las recetas de pescado son más escasas por estos lares, eso y porque son mas de carne y de pasta, para que nos vamos a engañar.

Esta receta es muy sencilla, la preparación es rápida, y si tenéis invitados, es un plato ideal como segundo, sin tener que invertir mucho tiempo. Esta es la versión económica, en días de fiesta suelo cocinarlo con rape, e incluyo almejas, mejillones, langostinos, etc… pero para un día de semana, y teniendo en cuenta el precio de estos productos frescos, y como hay que mirar por la economía doméstica, sin renunciar a platos ricos, lo preparo con unos medallones de merluza y uso marisco congelado, que se puede adquirir a precios muy buenos y de una calidad bastante aceptable.

Es un plato para servir caliente, cosa que en el norte hasta agradecemos porque el frío, este año, no nos quiere abandonar.

INGREDIENTES

-8 medallones de merluza

-Marisco congelado (gambas, mejillones,almejas, a elegir)

-Guisantes

-1 vaso de vino blanco

-Harina

-Pimentón

-Ajo y perejil fresco

-Aceite de oliva

-Sal

PREPARACIÓN

-Ponemos el marisco congelado en un recipiente con medio litro de agua hirviendo. Le damos un golpe de hervido de un par de minutos y reservamos esa agua para cocinar la salsa (no la usaremos toda).

– Salamos un poco los medallones de merluza y los pasamos por harina. Ponemos en una sartén o tartera amplia aceite a calentar, y pasaremos los medallones un minuto por cada lado más o menos, hasta que comprobemos que están dorados. Los sacamos a un plato con papel de cocina para que suelten todo el aceite y reservamos.

-En el aceite de dorar el pescado sofreímos ajo y perejil bien picados, añadimos  una cucharada sopera de harina y otra de pimentón, mezclamos bien con cuidado que no se pegue (siempre fuego medio), y añadimos el vino. Dejamos reducir unos segundos, añadimos el pescado, los guisantes (si son congelados los coceremos unos 5 minutos antes de añadirlos al guiso), y cubrimos con el caldo que habremos colado previamente.

-A fuego bajo dejamos que se guise todo junto unos 10 minutos hasta que comprobemos que pescado y marisco están en su punto y la salsa queda espesa, y si espesa demasiado vamos añadiendo agua de la cocción, pero de poco en poco para no pasarnos y que nos quede una salsa líquida. Rectificamos de sal.

-Servimos caliente  y con bastante pan (os hará falta).

“Mentir y comer pescado, requieren mucho cuidado”

REFRANERO POPULAR

MERLUZA Y PATATAS AL VAPOR CON SALSA “MEUNIÈRE”

Me han preguntado en diversas ocasiones si en mi casa solo comemos dulces o platos, digamos, bastante sustanciosos. Si, comemos platos sanos y sencillos también.

El caso es que esos platos no son lo que se dicen muy propensos a ser fotografiados, porque suelen ser platos más sencillos, y por decirlo de alguna manera, más insulsos.

Pero como tengo seguidores fieles que me piden alguna receta de esas que no hacen que la grasa corporal aumente solo con mirarlos, hoy os ofrezco una receta que en casa nos encanta, porque es sana, sencilla, y realmente tiene mucho sabor, porque si usas las hierbas aromáticas de manera correcta, hasta el plato más simple se convierte en un plato delicioso. Yo lo acompaño con una “salsa Meunière”, que es una salsa de mantequilla y limón, que añade alguna caloría a mayores, pero con solo un par de cucharadas por encima del pescado, le da sabor intenso y no tenemos que preocuparnos en demasía por las calorías añadidas. Todo en su justa medida no supone un problema, y si un gran placer al paladar.

Esta es una receta que preparé un día de esos con prisas para la cena en la Thermomix, ya que también tengo seguidores asiduos a la Thermomix y me piden recetas que se puedan preparar en la misma. Se puede preparar en vaporera, y si no tenéis un truco es coger una cacerola honda donde podáis colocar encima un colador grande, siempre teniendo cuidado de que el colador no toque el agua del fondo. El problema de este sistema es que la cantidad a preparar ya no sería la misma, a no ser que tengáis una cacerola y un colador de grandes dimensiones.

Yo la salsa la preparo al estilo tradicional mientras se cocina el pescado y las patatas en la Thermomix para no tener que calentar la salsa y para que el proceso sea más rápido. Pero os voy a poner la receta de la salsa en la Thermomix por si queréis prepararla en la misma ya que luego la podéis calentar.

INGREDIENTES

-4 filetes de merluza

-Patatas laminadas finas (una patata por persona)

-Romero y albahaca fresca

-Medio limón

-Aceite de oliva virgen

-Sal y pimienta

Salsa de limón:

-50 gr de mantequilla

-½ limón

-½ vaso de caldo de pescado (sino tenéis podéis sustituirlo por vino blanco para darle sabor)

-1 cucharada de harina

-Pimienta blanca

-Perejil

-Sal

PREPARACIÓN:

-Ponemos en el vaso 500 ml de agua.

-Colocamos en el recipiente Varoma las patatas, sazonamos con sal y pimienta, colocamos dos o tres ramas de romero y regamos con un chorro de aceite.

– En la bandeja Varoma ponemos la mariposa y encima papel de hornear un poco mojado, la mariposa para que el aire circule por la bandeja y el papel para que no caiga nada encima de las patatas.

-Salpimentamos los filetes, los colocamos en la bandeja, regamos con un chorro de aceite, el zumo de medio limón, y colocamos unas hojas de albahaca y  el medio limón exprimido cortado en gajos.

-Cocinamos 30 minutos/varoma/vel.1

Preparamos mientras la salsa.

-Comenzamos calentando la mantequilla en un cazo a fuego medio y cuando se derrita, agregamos la harina y removemos constantemente hasta que se mezcle perfectamente formando una especie de pasta.


-Cuando tengamos la harina sin grumos, vertemos el caldo de pescado (o vino blanco), el jugo de medio limón, una pizca de sal y otra de pimienta blanca.


-Continuamos removiendo y cuando comience a espesar la salsa, incorporamos el perejil picado. Seguimos cocinando hasta que la salsa quede con la textura deseada, retiramos del fuego y servimos a la mesa en una salsera.

-Preparación en Thermomix (aquí preparamos la salsa antes que el pescado y las patatas)

-Añadimos la mantequilla y programamos 1 min/varoma/vel.1

-Añadimos el limón, el caldo de pescado, el perejil y programamos 1 min/varoma/vel.1

“Nuestra comida debería ser nuestra medicina y nuestra medicina debería ser nuestra comida”

 HIPÓCRATES