CUPCAKES RED VELVET COMPARTIENDO LECTURAS

Hoy, como cada quincena, el club de lectura de la bibilioteca, “LECTURAS COMPARTIDAS”, volvemos a reunirnos para disfrutar de otra tarde acompañados de libros, lecturas, lectores y dulces.

Y como lo prometido es deuda, la entrada de hoy va dedicada a todos mis compañeros y compañeras del club, por ser gente maravillosa, y para hacer los debidos honores al regalo que decidieron me merecía por obsequiarles, con todo mi cariño, en las reuniones con mis dulces.

Tengo que confesar que esta vez me costó mucho decidirme por el dulce que iba a preparar, ya que los presentes recibidos son tan maravillosos que quería que estuvieran acorde con ellos. Así que me he decantado por unos minicupcakes Red Velvet, porque están deliciosos, y porque me parecen preciosos.

El club de lectura apareció en mi vida de manera casual gracias a una amiga e integrante del club que me habló del mismo, y decidí apuntarme, ya que me parecía una buena idea poder compartir mi amor por los libros con otros amantes de los libros, pero tengo que confesar que he encontrado mucho más que eso. Me he encontrado con gente fantástica, respetuosa con las opiniones de los demás, personas que aportan, que suman, que consiguen que las reuniones se hagan cortas y quieras más. Y sobre todo he encontrado amigos, porque al final “lo que los libros ha unido que no lo separe el hombre”, parafraseando una conocida frase.

Gracias a ellos he aunado  mis pasiones, los libros, la fotografía y la cocina, no podría pedir más.

Y tengo que dar las gracias también a “La Romántica”, por el detallazo de la bolsa de regalo que me parece una preciosidad. Debería haber más personas enamoradas de su trabajo de esta manera, eso se transmite, y es algo maravilloso.

Vamos con la receta. Esta vez no os voy a decir que es sencilla, porque tiene su aquel, pero, ¿qué es la vida sin ponernos retos? Un aburrimiento.

INGREDIENTES

Para el bizcocho: 

 -160 g de harina de repostería

-60 g de maicena

-1/2 cucharadita de bicarbonato

-2 cucharadas de cacao puro en polvo

-1/4 de cucharadita de sal

-120 g de leche a temperatura ambiente

-1 cucharadita de zumo de limón

-2 huevos separados yemas y claras

–60 g de mantequilla a temperatura ambiente

-200 g de azúcar

-100 g de aceite de girasol

-2 cucharaditas de vainilla líquida

-2 cucharaditas de colorante alimentario rojo

-1/4 de cucharadita de vinagre

Para la crema: 

-150 g de queso cremoso

-60 g de mantequilla a temperatura ambiente

-250 g de azúcar glas

-Media cucharadita de vainilla líquida

PREPARACIÓN

-Precalentamos el horno a 180º y preparamos los papelitos para mini cupcakes en el molde. 

-Ponemos la leche en un vaso y añadimos el zumo de limón. Dejamos reposar 5 minutos para que se corte.

-En un bol, batimos el azúcar con el aceite hasta que estén integrados. Sin dejar de batir añadimos las dos yemas de huevo y el extracto de vainilla. 

-En otro bol, tamizamos la harina con el cacao y la maicena, y mezclamos con la sal y el bicarbonato y reservamos.

-Montamos las dos claras a punto de nieve y reservamos.

-Ponemos en el bol la mantequilla con el azúcar y batimos a velocidad baja, y cuando esté cremoso añadimos el aceite, las dos yemas, el colorante y el vinagre. Seguimos batiendo bajando con la espátula de vez en cuando para que se integre todo bien.

-Añadimos 120 g de la mezcla de la harina y con el accesorio pala vamos mezclando, añadimos la mezcla de la leche y el limón, mezclamos unos segundos y vertemos el resto de la harina.

-Cuando esté todo integrado con una espátula de silicona vamos integrando con movimientos suaves y envolventes la clara de huevo al punto de nieve para que no se bajen.

-Repartimos la mezcla en los papelitos de cupcakes, sin llenarlos más de 2/3 y horneamos durante 15 minutos más o menos, como siempre os digo, comprobar con un palillo porque cada horno es un mundo.


-Los sacamos del horno y los dejamos enfriar 5 minutos en el molde y luego por completo sobre una rejilla. 

-Vamos con la crema mientras enfrían. En la batidora con el accesorio batidor ponemos la mantequilla con el azúcar y batimos hasta que esté cremosa, añadimos el queso y batimos hasta que esté todo integrado y cremoso. Lo ponemos en una manga pastelera con una boquilla rizada de boca ancha y la metemos en la nevera para que coja algo de consistencia mientras enfrían los cupcakes.

-Una vez fríos adornamos el cupcake con la crema y espolvoreamos con el bizcocho desmigado de uno de los cupcakes, y siempre mantenerlos refrigerados (si se van a llevar meterlos en el congelador para que aguanten firmes, se descongelan muy rápido), y los adornamos como más nos guste.

-Yo fundí chocolate blanco en dos boles, en uno le puse colorante rojo y dibujé unas flores sobre papel de hornear para poder luego despegarlas y que no se rompan, y les puse una gota de chocolate blanco en el centro. Al otro bol le puse colorante verde y tengo unos moldes de silicona con la forma de hojas y lo estiré bien. Acordaros de dejarlo enfriar bien en la nevera para que se puedan desmoldar cuando esté duro el chocolate.

-Si no os queréis complicar la existencia podéis ponerle lo que más os guste.

“Las recetas no funcionan al menos que utilices tu corazón.”
DYLAN JONES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s