GALLETAS DE VAINILLA, MERMELADA…Y UN AMOR

Esta semana hemos tenido la reunión del club de lectura al que pertenezco, ya que otra de mis pasiones es leer (sí, tengo muchas aficiones, lo sé, soy una persona con muchas inquietudes).

Siempre espero con unas ganas enormes a que llegue el día de la reunión, porque me encanta compartir mi amor por las palabras e intercambiar los múltiples puntos de vista que un libro puede provocar, muchas veces completamente en las antípodas unos de otros, y aún así, siempre con respeto e intentando entender el razonamiento que le lleva a pensar tan distinto. Es un aire fresco que te mantiene la mente despierta en un cruce continuo de palabras que te da vida.

Y en agradecimiento por tan gratos momentos, me gusta agasajar a mis compañeras y compañeros con un dulce, unas galletas, o lo que se tercie. Suelo elegirlo mientras leo el libro y son las palabras que lo contienen y lo que a mí me provocan lo que hace decantarme por una preparación u otra.

En este caso el libro que hemos leído es “Un amor” de Sara Mesa, un libro que es todo menos una novela romántica, aunque el título sugiera lo contrario, sino una historia dura, con personajes feos, turbios, amor no correspondido, obsesión, que te puede llevar al desasosiego (aunque engancha desde la página 1), y sentí la necesidad de darle a la reunión, como contraste, un toque dulce y romántico, que arrancara una sonrisa, y con estas galletas lo conseguí.

INGREDIENTES

-250 g de mantequilla fría, cortada en daditos

-250 g de azúcar blanco

-1 huevo

-400 g de harina de uso común

-100 g de almendras molidas

-1 cucharada de extracto de vainilla

-Mermelada de frutos rojos (yo usé mi mermelada casera)

-Azúcar glas

PREPARACIÓN

-Lo primero que tenemos que hacer es batir 250 g de mantequilla con 250 g de azúcar blanco hasta que estén integrados y la mezcla sea muy cremosa.


-Incorporamos la esencia de vainilla y el huevo. Batimos de nuevo.


-Incorporamos 400 g de harina tamizada con la almendra molida y las añadimos al bol de la mantequilla, batiendo a la velocidad mínima, hasta tener una masa homogénea.

-Hacemos una bola, la cubrimos con papel film y refrigeramos unos 15 minutos.


-Estiramos la masa entre dos papeles de horno, hasta lograr un grosor uniforme. Refrigeramos otros 15 minutos, hasta que quede dura.


-A continuación las cortaremos usando los cortadores. Primero cortaremos el círculo usando un cortador rizado, después, a la mitad de las galletas, les quitaremos el centro con ayuda de un cortador pequeño.

-Una vez cortadas las galletas, las trasladamos a nuestra bandeja de horno sobre papel de horno y las refrigeraremos durante 30 minutos.

-Precalentamos el horno a 180º


-A continuación las hornearemos 10-12 minutos a 180º, o hasta que los bordes se doren.


-Tras el horneado las dejaremos enfriar en la bandeja hasta que estén templadas, si intentamos moverlas en caliente se romperán, y después las dejamos enfriar por completo sobre una rejilla. Las galletas que van agujereadas las espolvoreamos con azúcar glas. Una vez frías  ponemos un poco de mermelada en el centro y las cerramos presionando despacio para que no se desborde por los laterales.

Y ve con claridad que todo conducía a ese momento. Incluso lo que no parecía conducir a ninguna parte”

SARA MESA (UN AMOR)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s