BAMBAS DE TRUFA

Normalmente soy fiel a mi desayuno. Un tazón de café con leche acompañado de unas tostadas y mermelada casera, miel o aceite de oliva, según el día.

Pero de vez en cuando me apetece alguna pieza de bollería, y me resisto a la bollería industrial, me gusta prepararla en casa, para evitar los conservantes, las grasas de mala calidad, el exceso de azúcar, ya que en casa la preparas con ingredientes de buena calidad  y controlas todo el proceso. Si no preparáis vuestra bollería en casa, os animo a hacerlo. Hay muchos productos que compramos en el supermercado que no dan mucho trabajo y el resultado de sabor y calidad es notable. Siempre teniendo en cuenta  que tienen que deben ser considerados “caprichos” de consumo esporádico, porque son altamente calóricos y hay que comerlos con precaución.

No confundir la bollería industrial del supermercado con piezas de bollería de obradores artesanales, esas piezas preparadas con ingredientes de calidad, con tiempo y mimo. Pero a esas no tengo acceso excepto si bajo a la ciudad, y eso sólo lo hago para gestiones puntuales, sino mi tiempo transcurre en la tranquilidad del pueblo, y aquí el “hazlo tú misma” manda.

Estas bambas están buenísimas, y no requiere de mucho trabajo, esfuerzo y en poco más de una hora las tenéis preparadas.

Lo único que lleva más tiempo, y no por la dificultad sino por el tiempo de enfriado, es la trufa, pero una de las ventajas de las bambas es que se pueden preparar con antelación, porque metidas en un recipiente hermético que las proteja de olores y humedad se conservan varios días y tener la trufa en una manga pastelera. Sólo tenéis que sacarlas un rato antes para que atemperen y rellenarlas al momento.

Y si las tenéis preparadas y os han sobrado, exactamente igual, bien protegidas en un recipiente hermético, las sacáis una hora antes y ya está, listas para consumir.

Las bambas son muy versátiles, podéis rellenarlas de trufa, como estas, o de nata, crema, chocolate, mermelada, y lo que se os pueda ocurrir. Y podéis adornarlas con chocolate, como lo he hecho yo, pero también con azúcar glas, glaseadas, sin nada. Vamos, gusto e imaginación al poder.

INGREDIENTES

Para la masa:

-850 g harina de fuerza

-150 g azúcar

-165 g huevo

-165 g mantequilla

-260 g agua

-62 g levadura fresca

-20 g sal

-Ralladura de naranja

Para  la trufa:

-225 g de chocolate para fundir negro 70% (especial repostería)

-750 g de nata de mínimo 35% materia grasa

-125 g azúcar glas o blanquilla

-1 cucharadita de vainilla (opcional)

Para la cobertura:

-200 g de chocolate con leche de repostería.

-Crujiente de almendra

PREPARACIÓN:

-Primero preparamos la trufa porque tiene que enfriar mínimo cuatro horas.

-En un cazo añadimos la nata y el azúcar. Encendemos el fuego y removemos sin parar hasta que el azúcar se haya disuelto. Seguimos calentando la nata hasta que comience a hervir.

-En este momento apagamos el fuego e incorporamos el chocolate. Removemos para que el chocolate comience a disolverse con el calor residual de la nata. Volvemos a encender el fuego y, removiendo sin parar, cocinamos de nuevo la nata hasta que vuelva a hervir.

-Lo hacemos a fuego suave, sin prisas y removiendo de vez en cuando para que el azúcar se disuelva y no se nos agarre al fondo del recipiente.

-Apagamos el fuego y vertemos la nata con chocolate en un bol que luego irá al frigo. Dejamos que la mezcla se temple, es importante que este tibia antes de pasarla a otro recipiente e introducirla en la nevera.

-Cubrimos con film transparente y la guardamos en el frigo hasta que esté muy fría. En la nevera la dejaremos que se enfríe durante un mínimo de cuatro horas.

-Una vez que la crema esté bien fría será el momento de montarla. Debe quedarnos una crema muy densa y dura, que sea capaz de formar picos altos y resistentes. Ponemos la crema de trufa en una manga pastelera.

-Mientras enfría la trufa preparamos las bambas.

-Mezclamos todos los ingredientes en una amasadora hasta obtener una masa homogénea fina y elástica.

-Una vez completado este paso cortamos porciones de unos 60 g, boleamos y dejamos sobre una placa de horno.

-Esperamos a que la masa termine de fermentar. Lo sabremos cuando esta haya doblado su volumen, alrededor de 30 minutos.

-Pintamos con huevo y metemos al horno a 200ºC durante 20 minutos.

-Una vez horneados ponemos en una rejilla para que no cree humedad.

-Vamos por la cobertura:

-En un cazo al baño maría o en el microondas en tandas de 10 segundos y removiendo bien el chocolate para que no se pegue, derretimos el chocolate.

-Introducimos las bambas hasta hacerle el copete y las volvemos a poner boca arriba en la rejilla.

-Espolvoreamos por encima con el crujiente de almendra y dejamos enfriar hasta que el chocolate se endurezca.

-Cuando se vayan a servir sólo tenemos que abrirlas con cuidado (el cuchillo de sierra de cortar el pan es el más adecuado), y rellenamos las bambas.

-Si no se comen al momento meterlas en un recipiente hermético en la nevera y os aguantan varios días).

“Deje que su desayuno recargue su sonrisa, caliente su corazón e ilumine su día”.

 ANTHONY T. HINCKS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s