PATATAS A LA IMPORTANCIA Y COSTILLA ASADA

El otro día tenía una pieza de costilla para asar, petición de mi hija,  que le encanta. Normalmente la acompaño con guarnición de patatas y verduras asadas. Pero buscando una receta que no tiene nada que ver con esta comida, me apareció una foto de las patatas a la importancia.

Nunca las había preparado, pero desde la foto me estaban diciendo: “no sé a que esperas para sacar una cazuela”

Así que, ni corta ni perezosa, me puse a buscar recetas varias buscando la que más me convenciera, y al final, mirando entre mis libros de cocina, recordé de que tenía un libro de comida española tradicional donde venía una receta que me pareció la adecuada.

Como siempre me gusta indagar sobre el origen de los platos que preparo, me dispuse a hacerlo con este manjar. Creo que nunca había encontrado tan dispares teorías, aunque todos tenían un nexo en común, que fue un plato de origen humilde y que es tradicional en León y Palencia.

En su origen no llevaba azafrán, una especia cara y difícil de conseguir, e inexistente en las casas más humildes, y llevaba pimentón. Ahora se le añade el azafrán porque le da un toque exquisito a este plato, y es lo que uso en la receta. Si preferís hacer las originales sustituir el azafrán por pimentón y arreglado.

El nombre del plato, se cuenta, fue creado por nuestra ilustre escritora Emilia Pardo Bazán, autora de  libros como “La cocina española antigua” de 1913 y “La cocina española moderna” de 1914, donde ilustró a los lectores con recetas que conocía. El nombre sugiere un plato gourmet, ‘con eso de la importancia’, en realidad es una receta muy sencilla, de origen humilde y que resulta muy barata. Así que lo de “la importancia” debió surgir en forma sarcástica.

El asado de costilla no tiene la más mínima dificultad, seguro que todos en casa la preparáis en muchas ocasiones. Yo aquí os indico como la preparo yo, pero la protagonista de la receta es la PATATA A LA IMPORTANCIA.

Os puedo asegurar que no quedó nada en el plato, yo ni probé la costilla porque no podía dejar de comer este delicioso manjar. Que algo con ingredientes tan simples pueda estar tan delicioso nos da testimonio de la inventiva de nuestros antepasados para dotar de sabor a los platos en tiempos de escasez y pobreza, agudizando el ingenio a los fogones, y hace que admire más este tipo de platos sencillos y tradicionales.

Vamos a por la receta.

INGREDIENTES

Asado de costilla

-1 costilla de cerdo grande

– 2 ajos

-Perejil

-Romero y tomillo fresco

-Vino blanco

-Aceite de oliva

-Sal y pimienta

Patatas a la importancia

-1 patata  por persona

-1 cebolla

-2 dientes de ajo

-Perejil fresco

-2 huevos

-Harina

-Sal

-Pimienta

 -Vino blanco (un chorrito)

-Hebras de azafrán

-Caldo de pollo casero

PREPARACIÓN

-La costilla la adobo el día anterior, pero si no os es posible, hacerlo mínimo unas horas antes para que coja el sabor.

-En el mortero machacamos los ajos y perejil. En un bol añadimos aceite de oliva, la majada, un vasito de vino blanco, y las hojas del romero y el tomillo.

-Salpimentamos en una fuente honda que pueda ir al horno la pieza de costilla, y la cubrimos con la mezcla. Lo que yo hago es varias veces durante el día es sacarla de la nevera, e ir volteando la carne para que vaya cogiendo el adobo por todas partes. Y al día siguiente la saco por la mañana un par de horas antes de meterla en el horno.

-Se precalienta el horno a 190º y se asa lentamente dando vueltas cada cierto tiempo para que se haga por igual. El tiempo es aleatorio, todo depende del grado de asado que os guste, o la carne más tierna o más pasada, eso ya a vuestra elección.

Mientras preparamos las patatas:

-Comenzamos lavando las patatas y cortándolas en rodajas de un grosor de 1 cm más o menos.

-Salpimentamos las patatas y las pasamos por harina y por los huevos batidos.Tenemos que quitar bien el exceso de harina para que no se queden pegotes.

-Ahora tenemos que freír las patatas a fuego medio en abundante aceite de oliva un minuto por cada lado.

-Las pasamos a un papel absorbente para quitar el exceso de aceite.

-Pochamos a fuego suave la cebolla con un majado de los ajos y un poco de perejil. Lo dejamos muy lento durante unos 15 minutos hasta que quede blandita.

-Incorporamos una cucharadita de harina y rehogamos para quitarle el sabor a crudo. Agregamos el vino blanco y las patatas. Dejamos que se evapore el alcohol.

-Cubrimos con el caldo de pollo casero y ponemos unas hebras de azafrán. Dejamos cocinar a fuego lento durante 20 minutos. Yo lo tuve 30 minutos porque necesitó más tiempo. Comprobareis que las patatas están listas cuando las pinchemos y estén blanditas las rodajas de patatas.

-Servimos con perejil picado por encima.

“Lo más encogido y apretado que se puede imaginar en el mundo, no acierta a dar idea del grado de reducción que consigue el estómago de un labrador gallego.”

EMILIA PARDO BAZÁN

4 pensamientos en “PATATAS A LA IMPORTANCIA Y COSTILLA ASADA

  1. La boca agua es poco decir😋Mi madre las hacía muchas veces y le echaba pimentón, a la antigua usanza,yo hago su receta pero probaré con el azafrán también.La costilla quedó como nos gusta en casa,ese color llama a hincarle el diente😍👏👏👏

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s