FLOR DE PAN CON QUESO CAMEMBERT

Hoy ha sido un día de trabajo duro, ya que estamos preparando el huerto, arreglando los cercos de madera, y todas esas cosas previas que hay que hacer para preparar la tierra para plantar.

Así que había que preparar una comida consistente para recuperar fuerzas, y que a la vez no fuera muy laboriosa que tampoco había mucho tiempo para ese menester.

Decidido.

 Un plato que, a los amantes del pan recién horneado y el queso, como somos en esta casa, les va a encantar. No tiene mucha dificultad, lo único importante es organizarse con el tiempo porque lleva dos ciclos de reposo. Es lo único difícil de esta receta.

Yo me organicé bien. Como aquí somos madrugadores, y ahora más (poned cuatro gatos en vuestra vida y veréis que no necesitáis despertador, ya que desayunan con las gallinas), un desayuno contundente, luego preparar la masa, y dejarla fermentar dos horas. Ese tiempo da para mucho. Luego solo hay que preparar las bolas de pan y otra hora de fermentado.

Eso sí, como ya os he dicho en otras ocasiones los tiempos de fermentado siempre son orientativos, porque la humedad y la temperatura ambiente de cada casa es diferente.

Preparar el queso y todo para el horno. Así de fácil.

INGREDIENTES

-400 g de harina, más extra para espolvorear

-4 g  de levadura seca de  panadero

-2  ruedas de 250 g de queso Camembert redondo

-½ manojo de romero fresco

-250 ml. de agua templada

– 2 dientes de ajo

-Orégano

-Aceite de oliva

-Sal marina

PREPARACIÓN

-Poner la harina, la levadura y 1 cucharadita de sal marina en el bol del amasador con el accesorio de gancho. Poco a poco vierta el agua tibia y amasar hasta obtener una bola de masa. Dejar tapado con un paño y dejar reposar en un lugar cálido durante 2 horas o hasta que haya duplicado el tamaño.

-Forrar la bandeja del horno con papel de hornear. Colocar en el centro la tapa de la caja del queso Camembert, la del diámetro más grande. Si es de madera puede ir directamente, si es de cartón, como en mi caso, lo forre por con papel de aluminio para asegurarme de que el cartón no me quedara pegado a las bolas de pan en el fermentado.

-Dividir la masa en porciones de unos 40 gramos. Uno por uno, enrollar cada pieza en una bola y colocarlas en la bandeja, construyéndose a partir de la caja del Camembert, yo lo hice en forma de flor, por eso de que estamos en primavera, pero podéis colocarlas como más os guste, allá vuestra imaginación. Dejar fermentar otra hora y media más o menos.

-Precalentar el horno a 180 ° C .

-Cortar la corteza de la parte superior de cada Camembert dejando un borde de 1 cm (reservando las cajas para hornear, que también forré con papel de aluminio).

-Añadir unas puntas de las ramitas de romero por el queso, picar muy finamente el ajo, añadirlo por encima, espolvorear con un poco de orégano, echar un chorrito de aceite de oliva por encima y poner unas escamas de sal marina.

-Ponemos el queso en su tapa, y la encajamos encima de la tapa que habíamos colocado en el centro de la flor de pan.

-Colocamos la bandeja en el horno a media altura, y el segundo queso en el estante de abajo y hornearmos durante 30 a 35 minutos, o hasta que los Camembert estén pegajosos y el pan se haya levantado y dorado.

-Servir inmediatamente, y mantener el segundo queso en el horno para que no se enfríe. En cuanto termines el primero (más rápido de lo que creéis), sacáis el segundo.

“La edad es algo que no importa, a menos que usted sea un queso”

LUIS BUÑUEL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s